Hoy no es un buen día.

Hoy no es un buen día. Aunque, bueno, casi nunca lo es…

Me apetece sacar un cigarrillo y sentarme en un lugar alejado de todo. Siento que no estoy cómoda con nadie de los que conozco pero necesito hablar con alguien. Da igual de lo que sea, sólo necesito distraerme y olvidarme de dónde estoy y de quién está sentado a mi lado en esta mierda.

Sobre todo necesito que alguien me escuche sin que me interrumpa y que al acabar de hablar no me reproche nada de lo que he dicho; que le parezca bien y simplemente asienta. Realmente tiene que gustarle lo que le he contado porque he elegido hacerlo. Y no puede haber miradas de desaprobación porque le he abierto mi-puto-alma y debe sentirse orgulloso de haberme oído porque nunca abro la boca para decir cosas serias.

Pero aquí no hay nadie con quién hablar. Todos son conocidos y yo no confío en la gente que conozco porque no les conozco del todo. Ése es mí problema. Por eso me gusta estar sola.

Estoy buscando a alguien que me haga sentir especial, aunque puede que no exista”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s